La virgen llegando al templete

El traslado de la Virgen

Cada 7 años se realiza el traslado de la Virgen del Rocío desde su ermita hasta el pueblo de Almonte. Este hecho coincide con la celebración del "Rocío Chico" y, el pasado año, coincidió con el centenario de la coronación canónica de la Santísima Virgen.

Desde, aproximadamente, el año 1907, se tiene constancia de la realización del traslado de la Virgen. En aquellos tiempos, la Virgen del Rocío era trasladada a su pueblo para pedir el cese de epidemias, sequías, o cualquier catástrofe que acechara al pueblo de Almonte.

El traslado de la Virgen podía repetirse varias veces en el mismo año, o incluso pasar un largo periodo de tiempo sin acudir al pueblo.  Por ello, en 1949, el pueblo de Almonte, decide que la Virgen del Rocío realice su traslado cada 7 años, bajo el nombre de “La Venida de la Virgen”. 

La fecha establecida para los traslados coincide con el tradicional “Rocío Chico”, celebrado cada 19 de Agosto. Este hecho conmemora la renovación del “Voto de gracia” a la Virgen del Rocío, establecido el 16 de agosto de 1813, por su intersección ante las tropas francesas que acechaban su pueblo.

El traslado de la Virgen de los años 50
Fuente: rocio.com

Pastora de las marismas

El atavío de la Virgen es completamente diferente, a como estamos acostumbrados a verla en su camarín o en su romería. Se le conoce popularmente, como “Pastora”, por portar un sombrero, en lugar de su corona, y dejar su pelo al descubierto. Aunque se le conoce bajo ese nombre, realmente, la Virgen es ataviada de viajera

Las mujeres de la época cuando iban a realizar un viaje, se vestían con ropajes y sombrero, parecidos a los que porta la Santísima Virgen, para protegerse durante el camino. 

Además de la imagen única que presenta el atavío de la Virgen, el pueblo de Almonte, espera a su Patrona con sus mejores galas.  Durante todo el año, los almonteños y almonteñas, realizan arcos de flores de papel y levantan la Catedral efímera, que se coloca en la plaza Virgen del Rocío, durante los 9 meses que permanece la imagen en el pueblo.

Virgen del Rocio ataviada de Pastora
Fuente: Huelva 24
Catedral efimera colocada en Almonte
Fuente: Asociación Parque Dunar

El 19 de Agosto

Cae la tarde del 19 de agosto de 2019, los almonteños saltan la reja en la ermita del Rocío, comienza el traslado de la Virgen. Entre salvas de escopeta, cantes y vivas es portada sobre los hombros de su gente hasta el templete, donde se vive uno de los momentos claves del acontecimiento.

La sagrada imagen es colocada en el templete, en el que, con los últimos rayos de sol, se cubrirá su rostro para emprender las tres leguas de camino que separan su ermita del pueblo de Almonte.

Una vez cubierta con el capote, empieza el camino, casi 15 km en los que agradecer y pedir a la Virgen, volver dentro de 7 años, a vivir el traslado junto a ella.

La V. del Rocio tapada durante el camino

Amanece en Almonte

Un momento único, que no se puede describir con palabras, solo el que lo ha vivido, sabe de lo que le hablo. El polvo y el caminar por las arenas hacen que el camino sea duro, pero es compensado al ver el rostro de la Santísima Virgen en el “Chaparral”.

Los primeros rayos del sol, iluminan el “Chaparral”, la Virgen del Rocío ya se encuentra en su pueblo. Las camaristas comienzan a quitar el capote que, durante el camino, ha protegido a la sagrada imagen.

Procesión por Almonte
Fuente: CuatroTramo

Descubierto el rostro, empieza la procesión por algunas de las calles de Almonte hasta llegar a la Parroquia de Ntra. Señora de la Asunción, que le dará cobijo durante los próximos 9 meses, hasta su regreso una semana antes de la tradicional romería de “El Rocío”

Tuve la suerte, porque así ella lo quiso, de poder vivir el traslado por primera vez, y como os decía, es imposible transmitir con palabras lo sentimientos y las miles de cosas que se te pasan por la cabeza cuando vas andando a su vera.

Concluyo este artículo, como dice la letra de la sevillana, “Era por sequía, epidemia, y plaga cuando tu venias…” Te has quedado con tu pueblo, que en estos tiempos que corren, te necesita más que nunca.

Hoy se cumple un año del traslado de la Virgen y, el mundo entero, sigue padeciendo la crisis sanitaria que comenzó el pasado marzo, dejándonos a los cofrades sin nuestra Semana Santa, y con la incertidumbre de volver a ver procesiones en la calle.

Tags: No tags

Comments are closed.